Esencialmente el arte de vivir es un marco diseñado para que nuestra experiencia como seres humanos sea autoconciente, poder crecer y entender que somos co-participes de nuestra realidad. El arte de vivir es una exploración continua y su descubrimiento una sorpresa.

6/30/14

El Falso Centro II

"Nada duele tanto como la verdad, porque nada golpea tan fuerte como la verdad" (OSHO)

Un niño regresa a casa - Si ha obtenido el primer lugar en su clase todos se sienten felices. Toda la familia lo abraza y lo besa. Se le festeja con toda muestra de júbilo y palabras de alabanza, haciendole sentir que es un ser muy especial.  Se le hace saber lo orgullosos que estan todos de él.  De esta forma al niño se le está formando el ego, un ego muy sutil. Pero, si por el contrario el niño regresa a casa abatido a causa del poco éxito obtenido, sintiendose un fracaso - que no ha podido pasar, o que sólo ha logrado un segundo lugar - entonces nadie lo aprecia ni lo premia;  y el niño se siente rechazado. Él tratará con más fuerza la próxima vez, ya que su centro se ha sentido sacudido.

      El ego está siempre agitado, siempre en busca del alimento que lo haga sentir apreciado, que lo haga sentir que vale algo. Es por eso que siempre esta pidiendo mas y de forma continua la atención de alguien.

      La gente siempre obtiene la idea de quien es de los demas.  Es a partir de otros que se tiene la idea de lo que es uno; los otros le dan forma a nuestro centro. Este es el centro falso, porque en realidad cada quien tiene su centro real. El centro verdadero no es asunto de nadie, ni nadie le da forma. Se viene con él, se nace con él.

      Así que hay dos centros. Uno que viene dado por la existencia misma. Ese es el YO MISMO. Y el otro  que es creado por la sociedad, ese es el ego. Este es algo ficticio - y es una gran ilusión. Es a través del ego que la sociedad le controla. Asi que hay que comportarse de determinada manera, para que la sociedad le pueda apreciar. Se debe de caminar de determinada forma, hay que reírse de cierta manera, hay que seguir ciertas costumbres, una moral, un código. Sólo entonces la sociedad te tomará en cuenta; de lo contrario el ego sufrirá una fuerte sacudida. Y cuando se agita el ego, no sabes dónde estás, ni quién eres.

      La idea de lo que somos nosotros mismos o del el ego es implantada por los otros.  Hay que comprenderlo muy bien, lo más profundamente posible; porque éste tiene que ser eliminado. Y a menos que  el ego sea lazado fuera de nosotros, nunca se será capaz de alcanzar el autoconocimiento. Debido a la adicción tan fuerte al falso centro, no sera fácil de  elimarlo, y por lo tanto no será posible percibir el YO INTERNO.

      Y recuerda, va a haber un periodo de transición, un intérvalo, cuando el ego se marche , en que  no sabe quién se es, y no sabe a dónde ir, cuando todas las fronteras conocidas desaparecen. Simplemente se va a estar confundido, en un caos.

      El  caos experimentado es debido a que se teme perder el ego y miedo de perder el control. Pero así tiene que ser. Uno tiene que pasar por el caos antes de que se llegue hasta el centro real. Y si se esta determinado, el período de caos será relativamente pequeño. Si se tiene miedo,  el ego toma el control, y se inicia de nuevo la organización del falso centro entonces puede ser muy, muy largo, muchas vidas se puedrían desperdiciar.

      Una historia que escuché dice que: Un niño pequeño estaba de visita con sus abuelos. El pequeño tenía apenas cuatro años de edad. En la noche, cuando la abuela le acostó para dormir, el niño de repente se puso a llorar  muy fuerte y dijo: "Quiero irme a mi casa. Tengo miedo de la oscuridad." Pero la abuela le dijo: "Yo sé perfectamete  que en tu casa también se duerme en la oscuridad, y nunca hay una luz para dormir.  Entonces, ¿porqué tienes miedo aquí.?" El chico respondio "Sí, es cierto -. Pero esa es mi oscuridad"


      Con el ego pasa lo mismo, estoy a obscuras pero,  esta es mi oscuridad.  Puede ser molesta, tal vez crear muchas miserias, pero siguen siendo mías. Es algo que  mantener, algo a qué aferrarse, algo donde poner los pies, y no sentirse en el vacío. Se puede sentir miserable, pero al menos se es ALGO. Incluso el sentimiento de ser miserable da una sensación de «de ser alguien». Alejarse de esto da miedo, se empieza a sentir miedo  a la oscuridad y al caos y a lo desconocido - porque la sociedad ha logrado despojar una pequeña parte del ser.

      Es como estar en un bosque. Se crea un pequeño claro, se  rodea de una pequeña cerca, se construye una pequeña choza, se cultiva un pequeño jardín, y todo está bien. Más allá de la cerca - el bosque, la naturaleza todo es desconocido. Aquí todo está bien todo está planeado.

      La sociedad ha hecho un pequeño claro en la conciencia. Se ha limpiado sólo una pequeña parte del todo, la ha cercado. Todo está bien de esta forma. Eso es lo que las universidades están haciendo. Toda la cultura y el condicionamiento es sólo para aclarar una pequeña, parte para que se pueda sentir cómodo, como en casa.  Y si no es asi entonces se siente miedo.  ¡Más allá de la valla existe el peligro!

      Dentro de la cerca se encuentra sólo una parte, una décima parte de todo el ser. Nueve décimas están esperando en la oscuridad.  Más allá de la cerca se encuentra la mente consciente,Y de hecho las nueve décimas partes, estan ocultas en algún lugar de su centro real. Por eso uno tiene que ser audaz y valiente. Uno tiene que dar un paso hacia lo desconocido. Durante un tiempo, se perderán todas las fronteras. Durante un tiempo se sentirá mareado.

      Durante un tiempo, se se sentirá mucho miedo y se sentirá una sacudida como si un terremoto hubiera pasado. Pero si se es audaz si se es valiente y no se retrocede, si no se cae de nuevo en el ego, poco a poco se va ha encontrar con un centro escondido, dentro de sí que ha estado esperando ha ser encontrado durante muchas vidas.  Ese es su alma, el Yo.

      Una vez que te acercas a ella, todo cambia, todo se siente diferente. Ahora todo se convierte en un cosmos, no un caos, surge un nuevo orden. Pero esto ya no es el orden de la sociedad - es el orden mismo de la existencia misma.

      Es lo que Buda llama Dhamma, Lao Tzu llama Tao, Heráclito llama Logos. No es hechura del hombre. Esto es el orden REAL de la existencia. Entonces todo es repentinamente bello, y por primera vez, realmente hermoso.  Porque las cosas hechas por el hombre no pueden ser tan hemosas. A lo sumo sólo se puede ocultar la fealdad lo burdo, pero eso es todo. Se podrán decorar, pero nunca podrán ser asi de hermosas.

      La diferencia es como la diferencia entre una flor de verdad y una flor artificial de plastico o de papel. El ego es como una flor de plástico - sin vida. Sólo tiene la apariencia de una flor. Realmente no se puede llamar una flor. Incluso lingüísticamente llamarlo una flor es incorrecto, porque una flor es algo que tiene vida. Y este objeto de plástico es sólo eso, una cosa no una floración. Está muerta. No hay vida en ella.

      Hay un centro de flores en el interior. Es por eso que los hindúes le llaman un loto - es un florecimiento continuo. Lo llaman el loto del uno-mil-pétalos . Un millar tiene el significado de lo infinito. Siempre en floración, que nunca se detiene, que nunca muere.

      Pero la gente está satisfecha con un ego de plastico con un centro falso. Hay algunas razones por las cuales la gente se siente satisfecha en este estado. Con una cosa muerta, hay algunas  comodidades tambien. Una es que una cosa muerta nunca muere. No puede - ya que nunca ha estado viva. Así que es bueno tener flores de plastico: son permanentes, no son eternas, pero son permanentes.

      La verdadera flor en el jardín es eterna, pero no permanente. Y lo eterno tiene su propia forma de ser eterno. En la forma de lo eterno se va a nacer una y otra vez y luego morir. A través de la muerte se refresca a si misma, se rejuvenece a sí misma. A nosotros nos parece que la flor ha muerto -pero nunca muere. Simplemente cambia de cuerpo, por lo que siempre será fresca. Deja el viejo cuerpo, y entra en un nuevo. Florece en otro lugar, siempre en floración continua.  Pero no podemos ver la continuidad porque la continuidad es invisible. Vemos sólo una flor, y otra flor; nunca vemos la continuidad. Es la misma flor que floreció ayer. Es el mismo sol, pero con un atuendo diferente.

      El ego tiene esta cualidad - está muerto. Es una cosa de plástico. Y es muy fácil de conseguir, porque los demás lo proporcionan.  No se tiene que buscar nada, no hay búsqueda involucrada. Asi que a menos que uno se convierta en un buscador de lo desconocido, no se puede se puede considerar un individuo.  Sólo se es una parte de la multitud. Uno mas entre toda la turba.  Cuando no se tiene un centro real, ¿cómo se puede ser un individuo?

      El ego no puede ser  individual. El ego es un fenómeno social - es la sociedad, no el SER real. Pero da una función en la sociedad, se tiene una jerarquía en la sociedad. Y si se está satisfecho con esto, se perderá toda l oportunidad de encontrar el YO.

Con una vida de plástico, artificial ¿cómo se puede ser feliz?  Con una vida mediocre, ¿cómo se puede estar satisfecho? Y es que en esto es que reciden los grandes sufrimientos.  Luego entonces el ego es el  que crea las miserias, millones de ellas. A veces no es posible verlas con claridad porque se esta dentro de la propia oscuridad. El ser se encuentra en sintonía con él.  ¿Alguna vez has notado que todo tipo de sufrimientos entran a través del ego? No se puede ser feliz, el ego sólo puede acarrear miseria y sufrimiento.  El ego es el infierno en esta vida.

  Beyond the Frontier Of The Mind
De Osho