Esencialmente el arte de vivir es un marco diseñado para que nuestra experiencia como seres humanos sea autoconciente, poder crecer y entender que somos co-participes de nuestra realidad. El arte de vivir es una exploración continua y su descubrimiento una sorpresa.

3/17/13

~ LA PASCUA ~

"Y nosotros también os anunciamos el evangelio de aquella promesa hecha a nuestros padres, la cual Dios ha cumplido a los hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.".
(Hechos 13:32-33)  {R.V.} 


La Historia de la Pascua.

 Los cristianos de  todo el mundo celebran la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos el Domingo de Pascua.
Muchas de las prácticas religiosas de esta celebración se tomaron de la Pascua judía.
Hay evidencia de que los cristianos originalmente observaban la resurrección de Jesucristo cada Domingo, con celebraciones tales como lecturas bíblicas, salmos, la Eucaristía, y la prohibición de arrodillarse para la oración.  Sin embargo,  en algún momento en los dos primeros siglos, se hizo costumbre  celebrar la resurrección de Jesucristo, en un día especial del año.   El día específico en el que se debía  celebrar la resurrección, se convirtió en un punto  de discusión importante dentro de la Iglesia Cristiana.

En primer lugar, se preguntaban:  ¿Debía celebrarse la resurrección de acuerdo a la Pascua Judía, no  importando en qué dia  cayera?, ¿O debería siempre celebrarse en Domingo? Al parecer, los cristianos de  Asia tomarón la primera posición.  Mientras, que los cristianos de todas las demas partes insistieron en la segunda posicion. Los Padres de la Iglesia Ireneo y Policarpo se encontraban entre los cristianos de Asia, los cuales se  apegaron a la autoridad de San Juan el Apóstol para defender su posición. Mientras  que las demas comunidades de cristianos decidieron oficialmente que la Pascua debía celebrarse siempre en Domingo.  Eusebio de Cesarea, nuestra única fuente sobre este tema, informa del asunto de la siguiente manera: 


"Una pregunta de no poca importancia surgió en ese momento [ 190 A.D.]. Las diócesis de toda Asia, a partir de una tradición  antigua, sostienen que el día catorce de la luna, día en que a los Judios se les ordenó sacrificar el cordero, siempre debería ser observado como la fiesta de la Pascua que da vida, y afirman  que el ayuno debe terminar ese día, cualquiera que fuera el dia de la semana en que se encontrasen. Sin embargo, no era la costumbre de las iglesias en el resto de las comunidades cristianas terminar con el ayuno en ese momento. Ya que éllos observaban la práctica, de la tradición apostólica y que ha prevalecido hasta nuestros días, de terminar el ayuno  hasta el dia de la Resurrección de nuestro Salvador. Sínodos y asambleas de obispos tuvieron lugar sobre este asunto y todos de comun acuerdo y mutua  correspondencia elaborarón ​​un decreto eclesiástico que decia que el misterio de la Resurrección del Señor debe ser celebrada únicamente  en Domingo, dia en que nuestro Salvador  resucitó; y que se debe observar  el ayuno pascual hasta ese día solamente.  Con este problema resuelto, lo siguiente era determinar en que  Domingo se debia celebrar la resurrección. Los cristianos de Siria y Mesopotamia celebraran su fiesta el Domingo después de la Pascua judía (que a su vez varía mucho), pero los de Alejandría y otras regiones  celebran el primer Domingo después del equinoccio de primavera, sin tener en cuenta la Pascua."


 "Esta segunda cuestión se decidió en el Concilio de Nicea en el año 325, que decretó que la Pascua se debe celebrar por todos el mismo Domingo; que será el Domingo siguiente al de la luna pascual (y la luna pascual no debe preceder al equinoccio de primavera).  Y que una Iglesia en particular debe determinar la fecha de la Pascua y  transmitila a través del imperio, (probablemente la de Alejandría, con su habilidad en los cálculos astronómicos)."


 Esta política fue adoptada por todo el imperio, pero Roma adoptó un ciclo lunar de 84 años para determinar la fecha, mientras que Alejandría utilizó un ciclo de 19 años. El uso de estos diferentes "ciclos pascuales" persiste hasta el día de hoy contribuyendo a la disparidad entre las fechas oriental y occidental de la Pascua.


 Observancias religiosas comunes del Domingo de Pascua-

 Algunos elementos comunes que se encuentran entre Católicos Romanos  Cátolicos Ortodoxos Orientales y Protestantes religiosos son las celebraciones de Semana Santa que incluyen bautismos, la Eucaristía, ayunos, y saludos de "¡Cristo ha resucitado!" y "Él ha resucitado!"

 En el Catolicismo Romano, y algunas iglesias Luteranas y Anglicanas, la Pascua se celebra con una vigilia que consiste en "la bendición del fuego nuevo (una práctica introducida durante la Alta Edad Media), la iluminación del cirio pascual, un servicio de lecciones, llamadas las profecías, seguido por la bendición de la fuente del agua  bendita seguida por  la Misa Pascual.  Las costumbres y tradicionales de la Iglesia Católica se describen en detalle en línea, en la Enciclopedia Católica.


 En las Iglesias Ortodoxas, la vigilia es precedida por una procesión fuera de la iglesia. Cuando la procesión sale de la iglesia, las luces no estan encendidas. La procesión se realiza en una búsqueda infructuosa de cuerpo simbólico de Cristo, entonces alegremente se anuncia: "¡Cristo ha resucitado!" Cuando la procesión regresa a la iglesia, cientos de velas y lámparas se encienden para simbolizar el esplendor de la resurrección de Cristo y la Eucaristía Pascual es compartida.


Las celebraciones protestantes también incluyen el bautismo y la Eucaristía (o Cena del Señor), y con frecuencia un servicio a la salida del sol (para conmemorar la llegada de María Magdalena en la tumba vacía "de mañana, siendo aún muy oscuro"), con himnos especiales y canciones.


 Huevos de Pascua y el Cristianismo.


¿Pero qué tienen que ver los huevos  con la Pascua? A través de los siglos, el Domingo de Pascua se ha complementado con las costumbres populares. Muchas de estas celebraciones se incorporaron de los ritos religiosos paganos celebrando la llegada de la primavera y con élla  la fertilidad de la Tierra.  Ritos de origen europeo y del Medio Oriente. Los conejos y los huevos, son símbolos ampliamente usados  como ejemplos de fertilidad.


 Algunos cristianos se desvinculan por completo de estos símbolos debido a sus connotaciones paganas. Otros cristianos ven los huevos de Pascua, o otros dulces y golosinas, como símbolo de alegría y de celebración (ya que  les fue prohibido durante el ayuno de la Cuaresma) y como un "sabor" de la nueva vida y resurrección que tenemos en Jesucristo. Una costumbre común es esconder huevos de colores brillantes para que los niños  se divietan encontrandolos y al final se suele otorgar un premio al niño que haya logrado recolectar el mayor número de huevos decorados para esta ocación.