Esencialmente el arte de vivir es un marco diseñado para que nuestra experiencia como seres humanos sea autoconciente, poder crecer y entender que somos co-participes de nuestra realidad. El arte de vivir es una exploración continua y su descubrimiento una sorpresa.

2/4/13

Teniendo opinión propia


¿Se vale que las opiniones de las demás personas te desalienten?  ¿Colocar el valor y la importancia de lo que otros dicen, o cambiar como el viento de opinión de acuerdo a criterios ajenos? Si hay algo en el mundo que nunca será poco son opiniónes. Pero no todas las opiniones se basan necesariamente en  hechos.

Una opinión es un punto de vista, una creencia, un juicio o una actitud. Por lo tanto, significa que una opinión no  siempre es una verdad o un hecho. John Moore dijo: "Tu opinión es tu opinión, tu percepción es tu percepción - no confundir con los" hechos o con la verdad ". Se han peleado guerras y millones de personas han sido asesinadas a causa de la incapacidad de los hombres para entender la ídea de que todo el mundo tiene un punto de vista diferente ".

Tener una opinión propia, significa quiza no estar de acuerdo con los demas.

Nuestra incapacidad para comprender y respetar que se nos permita discrepar y tener puntos de vista diferentes ha provocado muchos conflictos y muerte. Guerras políticas, religiosas e ideológicas han existido y siguen causando mucho sufrimiento y dolor. Incluso hoy día son las diferencias de opinión y de creencias que han dado lugar a cosas tales como el terrorismo. El mundo se encuentra en gran medida paralizado por el miedo, debido a la diferencia de opiniones.

Creo que, cuando se trata de  ideologías religiosas, no puede haber una sola verdad. Cuando todos dicen estar adorando al Dios justo y verdadero y ser la religión verdadera se esta cometiendo un acto no solo de ignorancia  si no que tambien un acto de egoismo. Al afirmar el hecho de que en el momento final, sólo uno va a surgir como la verdad, única y que automáticamente hace de todos los demás una mentira. Sin embargo, lo que si creo que es cierto es que todos tenemos derecho a creer lo que queramos creer, y vivir de acuerdo a nuestros principios.

Dios ha dado a cada uno de nosotros, la libertad y la capacidad de decidir por nosotros mismos. Dios no obliga a nadie a creer en él. Del mismo modo, no debemos forzar a otros a creer lo que creemos o de ver las cosas sólo como las vemos en nuestro muy particular punto de vista. Debemos creer en nuestras opiniones y defenderlas, pero también debemos respetar el derecho de los demás a tener su propia opinión.

El hecho de que se respalde una idea fuertemente sostenida por muchos no la hace ser correcta . Hace algunos siglos, la opinión de que el mundo era plano era una creencia  muy popular y arraigada. Galileo Galilei, físico y astrónomo Italiano fue acusado de herejía en el siglo 17 "por no apoyar  como verdadera la idea falsa enseñada por muchos a saber, de que el sol estaba inmóvil en el centro del mundo, y que la tierra era la que se movía." Por supuesto, ahora sabemos que Galileo tenía razón sobre su teoria contraria a la de los demas.  Pero  esa opinión  en su tiempo podría haber sido suficiente causa como para que se matese a alguien.

Más peligroso que tener una opinión, simplemente porque es una opinión popular, es mas peligroso no tener opinión alguna. Esto es particularmente cierto cuando se trata de la opinión sobre uno mismo y sobre nuestros sueños.

Recientemente tuve una experiencia que me hizo sentir desanimada por el comentario dicho por alguien sobre mí forma de pensar y expresarme, que me hizo sentir por  un corto periodo  incomoda y molesta y me hizo pensar por porqué esta persona opinaba asi . Durante un par de horas después me sentía muy mal conmigo misma, y de hecho casi de acuerdo con lo que me habian dicho. Estaba empezando a creer en tal opinion a tal  medida que me hizo sentir agotada y falta de energía y entusiasmo por lo que estaba haciendo. Pero, por suerte, me contuve a tiempo y me percaté  de lo que estaba sucediendo.

Me pregunté por qué  estaba dejando controlar mi pensamieinto por esa persona y permitiendole hacerme sentir de esa manera. Cierto que tenía derecho a expresar su opinión, aun que no fuera lo correcto. Por otra parte, si yo admitia como verdad lo que decía de mí, con el tiempo se convertiría en una profecía autocumplida, pues  empezaria a comportarme como un fracaso si yo pensara que era uno. Virginia Woolf lo expresó muy bien cuando dijo: "La literatura está sembrada con los restos de los hombres que se han preocupado por la opinion de los demas, mas allá de lo razonable ."

Así que despues de este corto tiempo me di cuenta que  la única opinión que importa y debe contar es la mía. Es lo que pienso y creo de mí misma lo que me debe  preocupar. Despues de todo yo soy la que vive conmigo misma y a la única que debo de satisfacer.  Fue Persius que correctamente dice "no consulten la opinión de nadie, sino la de si mismos." Es muy fácil dejar que otros dañen  nuestro sentido  de autoestima y  empezar a dudar de nosotros, de lo que se está haciendo y hacia dónde  dirigimos nuestra vida. Alguien dijo alguna vez: "Planear la  vida en torno a la opinión del otro no es más que pura esclavitud".

Tener una  opinión propia y no ser un esclavo-
Hay muchas personas que viven en esta esclavitud hoy  día, porque se preocupan más por la opinión de los demás que por la propia. Las opiniones bien intencionadas pueden ser tambien dañinas como lo serian las mal intencionadas. Todo el mundo puede ser de la opinión que serias una magnífica abogada o un excelente doctor, o cualquier otra cosa,  pero si no se es lo que  realmente se desea en la vida, entonces  no se debe tener en cuenta esa opinion por muy bien intencionada que esta sea. Y ser y hacer lo que se debe hacer . Katherine Mansfield aconseja que "¿Riesgos? ¡Si, hay que arriesgarse a tomar decisiones! ¡Y cuidado, que no te importe  la opinión de los demás! Tal vez sea algo muy difícil tomar decisiones por si mismo/a pero a la larga si triunfas o fracasas el mérito sera sólo tuyo."

 Conclusión

No tomes la opinión de nadie como un hecho. Has tus propias concluciones. Descubre la verdad por ti mismo y nunca confiar en nadie tanto que descuides tu propia habilidad para encontrar la verdad . Tu verdad.  Esto es particularmente importante en el ámbito de la religión y la espiritualidad. La promesa de Dios es: "Pedid, y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá ." Así que si buscas sinceramente la verdad, la encontrarás.

Pero, ni siquiera confíes en mi opinión sobre esto.   Eres  todo lo que se puedes ser . Búscalo dentro de ti.