Esencialmente el arte de vivir es un marco diseñado para que nuestra experiencia como seres humanos sea autoconciente, poder crecer y entender que somos co-participes de nuestra realidad. El arte de vivir es una exploración continua y su descubrimiento una sorpresa.

10/6/12

HAY QUE REIR


La risa nos anima la vida le da mas colorido  y la vuelve menos grabosa. Cuando reimos  experimentamos un estado de relajamiento. Nos estresamos menos y disfrultamos mas de la gente en general. Vivimos mas plenamente el momento. Como dijera Oscar Wilde: "La vida es demasiado importante como para tomarse en serio".

La mayoria de la gente cuando llega a la edad adulta se vuelve demasiado seria y con el correr del tiempo adquiere problemas de salud tambien muy serios.  Muchos de los cuales son causados por exceso de estrés. A través de la risa podemos manejar mejor el miedo y la ira, dos sentimientos causantes de estrés. Cuando estamos contentos nos volvemos mas creativos y productivos. Reir nos saca del aislamiento.  Es mas fácil crear lazos de simpatia con los demas y nos rescata de la soledad.

Reir es contagioso, pero es un contagio muy saludable. Hay que reir y permitir que nuestra risa se propague y crezca  a lo largo del espacio para reducir la ansiedad la rabia y la violencia que consume al ser humano a diario y en todas partes del planeta. El reir es universal. Todo ser humano ha nacido con el regalo de la risa.

Cuando la gente rie se reduce el riesgo de agresión y conflicto. Cuando dos se rien es mas dificil que se tengan ánimos para tomar un arma y dañarse mutuamente. Si acaso habrá diferencias, que con buena voluntad bien se podrían resolver.

La risa nos libera de nuestras ansiedades y temores. No se puede reir y tener miedo simultaneamente, no es fisicamente posible. La risa forma parte de nuestra farmacia biológica natural. Es un proceso por el cual nos liberamos de muchos dolores tanto fisicos como emocionales.


Pero sobre todo es divertido. Nos regresa a nuestra condición primera de gracia, que nos  recuerda el tiempo cuando eramos niños y la risa fluía facilmente sin trabas y sin falsos rubores. Agregando mas momentos de risa nos da la oportunidad  para depender menos de las drogas y fármacos sintéticos, con todo y sus efectos colaterales; pero tambien  y nos da la libertad para saborear mas y mejor de cada momento de nuestras vidas.