Esencialmente el arte de vivir es un marco diseñado para que nuestra experiencia como seres humanos sea autoconciente, poder crecer y entender que somos co-participes de nuestra realidad. El arte de vivir es una exploración continua y su descubrimiento una sorpresa.

7/5/10

UNA NUEVA VIDA


Estoy cansado de trabajar, de ver la misma gente, de comer la misma comida hecha por mi esposa.
Estoy cansado de mi hija de apenas un año y medio no entienda que cuando llego de trabajar
todos los dias, no puedo jugar con ella y que lo que quiero es entrar al baño.
Tomo mi revista sentado en el sillón y mi hija otra vez quiere jugar, quiere que la arrulle.  Sale mi esposa y quiere que la escuche, y luego se enoja conmigo porque no le presto atención y élla no entiende que quiero estar solo, y no escuchar a nada ni a nadie...suficientes problemas hay en mi trabajo para atender tambien los de mi casa.
Mi madre tambien me molesta, y entre mi esposa y los clientes tengo mas que sufiente.  Por eso quiero cerrar los ojos y olvidarme de todos y de todo.
-Hola, vengo por ti.
-¿Quién eres?  ¿Como entraste?
-Me manda Dios por ti.  El escuchó tus quejas y tienes razón, es hora de que descanses.
-Eso no es posible, para eso yo debería estar muerto.
-Así es, ya no te preocupes por ver la misma gente, comer lo mismo, ni aguantar a los que no quieres a tu lado.
-Pero ¿que va a pasar con mi trabajo?
-No te preocupes, ya contratarán a otra persona que ocupará tu puesto.  Y estará muy feliz porque llevaba mucho tiempo desempleado.
¿Y mi esposa...y mi bebé?
-A tu esposa se le dará un buen hombre que la quiera, que la respete y admire.  Que acepte con gusto todos sus reclamos, que de gracias a Dios por el trabajo, por su nueva esposa.  Y se preocupará por la bebé, aunque llegue muy cansado de trabajar.
-No...no puedo estar muerto.
-Lo siento, la decisión ya fue tomada.
-Eso significa que no volveré a ver las montañas, a sentir la lluvia, ni a besar las mejillas de mi bebé; ni estar junto a mi esposa,  ver a los amigos, hablar con mis padres.  No, no quiero morir.
Quiero vivir, quiero ver las flores, ver los atardeceres junto a mis seres queridos, amar a mi bebé y envejecer junto a mi esposa...¡No quiero morir todavia!
-Pero eso es lo que querías...descansar.  Ahora ya tienes un descanso eterno, descansarás para siempre.
¡No, no quiero, no quiero...por favor Dios mio!
-¿Qué te pasa amor? ¿Alguna pesadilla? -dijo mi esposa despertandome.
-No, no fue una pesadilla, fue otra oportunidad para disfrutar de ti, de mi hija, de mi familia, de todo lo que Dios  ha creado.
Cerró los ojos y dijo:
-Que bello es vivir.
Hoy lo lograré, mañana, mañana Dios dirá.
Anónimo


Post a Comment