Esencialmente el arte de vivir es un marco diseñado para que nuestra experiencia como seres humanos sea autoconciente, poder crecer y entender que somos co-participes de nuestra realidad. El arte de vivir es una exploración continua y su descubrimiento una sorpresa.

2/7/10

Y TU ¿CÓMO MANEJAS?

El acto de manejar puede ser una experiencia muy estresante ya que la gente suele ser impaciente, egoista y descortés cuando se encuentra destras del volante.   Sin embargo esto se puede convertir en una tarea realmente gratificante si se ponen en práctica algunos pasos basados en el  la meditación Zen, sin importar cuales sean los hábitos de manejo de los demas.
  1. Primeramente, nunca hay que manejar en forma apresurada.  Hay que salir temprano si se desea estar  a cierta hora, en algun lugar.    Pero aún, si se nos ha hecho tarde para nuestra  cita, no debemos preocuparnos.   De todas formas hay que manejar despacio, despues de todo no podemos hacer gran cosa contra contratiempos como un tránsito pesado, las luces, los peatones etc.   Recuerdese que las leyes estan hechas para obedecerse asi que hay que tomarselo con calma y manejar como si se tuviera todo el tiempo del mundo. Por lo menos tendremos un viaje tranquilo y sin mayores problemas .
  2.   Apagar el radio,  cuando manejamos.   ¿Pero, porqué se escucha el radio cuando se maneja?  Probablemente porque al ir manejando y oyendo el radio nos distrae la mente y hace que la tarea de  manejar se vuelva mas tolerable.  Una forma de ocupar la mente al ir manejando sería poner atención al ruido que hacen las llantas en el asfalto o poner atención a los ruidos del motor; esto quiza nos ayude a detectar alguna falla que pudiera tener nuestro carro en forma temprana y por lo tanto nos resultará en gastos menos costosos a la hora de ir al mecánico. 
  3. Tambien podemos poner atención a  nuestra respiración o a los latidos de nuestro corazón.  Este es un tiempo magnífico para aprender a disfrutar del silencio en un mundo tan ruidoso.  Sentir como nuestro vientre sube y baja a medida que respiramos.  Contar nuestras innalaciones y exalaciones del uno al diez, y luego empezar de nuevo. Esto es el principio de la relajación Zen, mantenerse en calma.  
  4. Observar nuestras manos en el volante, estan tensas agarrotadas. Suéltalas.   Solamente necesitamos imprimir la fuerza necesaria para dirigir el vehiculo no mas, no menos.  Deja ir la tensión de cualquier parte del cuerpo.   ¿El vientre está tenso?, Relájalo,  ¿Los hombros? Aflójalos.   Y asi sucesivamente, concientemente soltar todas las partes de nuestro cuerpo hasta encontrarnos respirando sin esfuerzo plácidamente.
  5. En vez de imprimir mas presión al acelerador, y por lo tanto agregar mas tensión y gasto de energía, hay que observar el paisaje (sin olvidar que se va conduciendo un automovil).  Esto ademas de observar la belleza del camino, nos va ayudar a estar mas alertas por posibles peligros que puedieran presentarse a nuestro alrededor y evitar algun posible accidente.  Situación muy dificil de controlar cuando se maneja a velocidades muy altas.  Siempre es muy impotante poner atención a los vehículos a nuestro alrededor.  ¿Cómo van manejando los otros conductores?  ¿El carro adelante de nosotros va muy despacio, o el carro atras viene muy recio?  ¿El conductor de a lado se ve cansado, confundido, perdido?
  6. Debemos ser agradecidos.    ¿Has  pensardo al ir manejando, en la maravilla  de la máquina que vas conduciendo y que fue diseñada para hacer tu viaje y tu vida un poco mas fácil?  Con sólo el hecho de  darle vuelta a una llave, poner tus manos en el volante y poner tu píe el acelerador has logrado lo que generaciones anteriores nunca pudieron.  ¿Puedes apreciar que hay millones de personas en el mundo en este preciso instante que no poseen un carro como tú?   Y mas aun:  ¿ Puedes agradecer que estas vivo y saludable como para poder manejar tu auto en este momento si asi lo deseas?
  7. Responde a la rabia en el camino con comprensión y compasión.  Éllos estan en algun apuro, frenéticos, desesperados.  Tú lo sabes, ya has estado allí, ya sabes lo que se siente.  Con tu forma de manejar pudes incremaentar su sufrimiento o su alivio.  Y la mejor forma de alivio es quitarte de su camino en forma segura para todos.  Y no permitir que te infecten con su negatividad.  ¿Porqué permitir que extraños te aruinen el viaje?    Si alguien va manejando demasiado cerca, hay que moverse de línea.   Tal vez lleven demasiada prisa y no tienen nada personal en contra nuestra, y si en cambio  el permanecer enfrente sólo puede aumentar su anciedad y con esto se puede crear una catástrofe con las respectivas consecuencias.
  8. Practicar la bondad y la cortecia ayuda mucho.  Sonrie a otros conductores.  Si, ya se que no es lo usual, pero recuerda que una sonrisa es la señal univesal de amistad y descongela situaciones agresivas y ademas es contagiosa;  asi que a sonreir mas seguido.  Si alguien se va a estacionar en una acera, hay que dejar que lo haga conseguridad sin prisas.   En general hay que pensar en formas mas agradables de manejo para los demas, ya que esto se verá reflejado en nuestro propio bienestar al compartir el camino con otros conductores. 
 Unas  buenas prácticas de manejo traen como recompensa paz mental y no lo van a agradecer nuestro carro y nuestra cartera.  Además que es una magnífica oportunidad para práticar Zen, lo cual nos ayuda para estar mas alertas en la vida y para  ser mas pacientes en todas partes y con todos.
Post a Comment